4 maneras de ahorrar dinero con tu automóvil

0Shares

4 maneras de ahorrar dinero con tu automóvil

Tener un coche propio es algo que muchas personas sueñan desde que apenas tienen la edad legal para conducir y es que se trata de una herramienta que ofrece muchos beneficios, tantos, que en algunos países del mundo es básicamente la única opción para transportarse de manera segura y cómoda. El transporte público es la manera más amigable de interactuar con el ambiente, debido a que reducimos el impacto, pero en la mayoría de los países latinoamericanos su servicio es tan ineficiente que sus ciudadanos hacen lo posible por adquirir su vehículo.

Esto puede convertirse en un arma de doble filo debido a que por un lado ahorramos dinero en los pasajes cotidianos, pero a la vez se suman los gastos que se agregan a nuestra lista de pasivos cuando poseemos nuestro propio carro.

Si la razón por la que no tienes un coche es porque no tienes la capacidad de hacer frente a los compromisos económicos que esto te supondría, aprende en Gananci cómo ganar dinero para que empieces a diversificar tus ingresos sin que debas dejar -obligatoriamente- tu trabajo actual.

En algunos países, el tener un vehículo es mucho más costoso que usar el transporte público y su posesión es considerada como un lujo. En México no es así. Tener un vehículo definitivamente te hace la vida más fácil y aunque es cierto que debes gastar dinero en el mismo, se trata de una inversión que te genera ganancias desde el primer momento en que te conviertes en su dueño.

Quizá estas ganancias no van directamente al bolsillo o a tu cuenta bancaria, pero va mucho más allá de eso. Además, México es un país privilegiado con respecto a la presencia de marcas de la que goza y la cantidad de facilidades que existen para el otorgamiento de créditos para la adquisición de estos activos. Así que si te encuentras fuera de la Ciudad de México, comprar un auto propio puede ser una de las mejores decisiones que tomes este año.

Ser el dueño de tu propio vehículo no solamente te otorga libertad y todas las cosas buenas que debes estar pensando ahora.

Hay maneras en las que te puede ayudar a ahorrar y son las siguientes:

1.- Seguro: al conducir tu propio auto necesitarás contratar una póliza de seguro y quizá pienses que este es un gasto más, pero a la larga es una inversión que haces que repercute directamente en tu tranquilidad.

Cuando usamos el transporte público no contamos con un seguro que pague por nosotros los daños que ocasionamos a terceros. Si accidentalmente rompemos algo o hacemos que una persona se lastime en el camino, debemos responder y pagar de nuestro bolsillo.

En cambio, las pólizas de seguros de automóvil sí tienen esta característica que es muy útil. Un seguro de automóvil no solo te protege económicamente y con asistencia a ti y a tu inversión en caso de accidentes o imprevistos, también te respalda en caso de que seas el responsable de daños a cosas o terceros.

2.- Consciencia: cuando tenemos un vehículo y sabemos la cantidad de dinero que se gasta en gasolina, somos más conscientes a la hora de utilizar el automóvil, dejándolo estacionado cuando no es totalmente imprescindible y obligándonos a usar otras alternativas más saludables para distancias cortas. Cuando compras un carro, es difícil volver a usar el transporte público para situaciones comunes.

3.- Mantenimiento: mantener tu auto al día con sus revisiones y mecánica preventiva te ahorrará mucho dinero a mediano y largo plazo. No importa si el vehículo que compras es nuevo de paquete o ha tenido dueños previos, el mantenimiento es esencial para que los gastos en los que incurres con tu nuevo activo no sean un golpe a bolsillo.

Comunícate con tu mecánico de confianza o directamente con el concesionario donde adquiriste tu coche para saber cuál es el mantenimiento que debe tener dependiendo de su kilometraje y año. Por ejemplo, el mío necesita que le revise el aire de los cauchos cada dos semanas, cambio de aceite y filtro cada 5.000km, revisión de la liga de frenos cada 10.000km y así sucesivamente con todos los fluidos y las distintas partes que lo conforman.

Cuando eres disciplinado en esta área tu vehículo lo agradecerá y podrás incluir en tu presupuesto mensual el gasto de tu vehículo de manera ordenada. Cuando no haces el mantenimiento debidamente, será muchísimo más complicado agregar a tu presupuesto una cantidad específica.

4.- Pequeños gastos: al transportarte directamente a los lugares donde te diriges sin pasar por estaciones de metro, paradas de autobús, personas pidiendo en los autobuses, entre otros, podrás ahorrarte pequeñas cantidades de dinero que a veces ni te dabas cuenta cómo gastabas, simplemente se te iban como agua entre los dedos.

Otras maneras en las que puedes asegurarte de no irte a la quiebra al comprar un carro, es eligiendo con cuidado el préstamo que decidas tomar, fíjate en los intereses y el tiempo. Al obtenerlo encárgate tú de su aseo en vez de pagar por ello y toma cuenta todos los puntos anteriores. Si aun prestándoles atención te ves apretado financieramente hablando, mira este listado de ideas para generar dinero desde casa.

Categoría: Ganar dinero Etiquetas:

Sobre edigomben

Edith Gómez es editora en Gananci, apasionada del marketing digital, especializada en comunicación online. Se niega a irse a la cama cada noche sin haber aprendido algo nuevo. Le inquietan las ideas de negocio y, más aún, aportar una mirada creativa al pequeño mundo en el que vivimos.

Un comentario en “4 maneras de ahorrar dinero con tu automóvil

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *